Monday, December 26, 2011

Bambalina

Se sabe que a las diez de la noche el teatro está cerrado salvo en las funciones especiales. Es esta noche donde los sombreros de copa alta entran en fila. Se oyen los bastones con los puños en forma de cabezas equinas, el cabello canoso revuela entre los asientos rojos.Marina está en el tocador y se acaricia las cejas que, si llegaran a crecer más, sería sólo una.
El encaje sobre una pierna hermosa, los ojos contorneados de negro. En las butacas algunos sombreros están sobre las piernas. Apenas la luz se refleje en algún charco(gotas que caen en asfalto suelto). Se sabe que hay damas que gustan de ver damas, sobre todo en el teatro a medianoche. Y entre los espectadores, oculta entre el saco de su difunto padre, estaba Justina con el cabello cortado hasta las orejas y los pechos vendados.La medianoche es invento de las lesbianas. A veces, las lesbianas creen que deben ser hombres o actuar como ellos. No sabemos si habrá, entre los espectadores otra esclava de la actriz de este teatro.
Porque Marina siempre se imagina a los espectadores encadenados a un árbol, a veces ella es el árbol y entonces los brazos están en posición horizontal y cuando el cielo jala las cadenas, como en forma de castigo, los brazos están verticales.Marina como amante del azote, disfruta.
Los sombreros, los bastones se caen al mismo tiempo que se revela el acto principal donde Marina es masoquista. Justina está húmeda. El olor de las colonias se queda en el teatro. Por eso en las mañanas amanecen abiertas las ventanas rojas.
Todos sabemos que el teatro cierra a las ocho y que el bigote del abuelo pica, sobre todo en las partes más blanditas.

No comments: